¿Y CUÁL ES TU HIPÓTESIS?

¿Y CUAL ES TU HIPOTESIS?

Una hipótesis es una suposición que requiere ser demostrada y explica de esa manera por qué se producen los hechos, utilizando un proceso de validación de la hipótesis.

Una vez definido con claridad el problema, se procede al paso siguiente, que es el de elaborar una hipótesis de trabajo. Esta es una etapa que permite al investigador hacer suposiciones y conjeturas que pueden ser posibles o no.

En el proceso, se continúa reuniendo información pertinente, el equipo de trabajo cooperativo compara esta información con otras, se dan posibles explicaciones a través del debate, se escoge la explicación más probable y pueden formularse en este proceso una o más hipótesis.

Desde el punto vista de las variables que intervienen en el fenómeno, hay que establecer una propuesta de relación de proporcionalidad entre ellas, que esté basada en modelos matemáticos de proporcionalidad directa, lineal, potencial o exponencial.

Un ejercicio sobre como adquirir habilidad para presentar hipótesis es utilizando las expresiones matemáticas que nos han heredado los científicos en determinadas teorías. Por ejemplo, la expresión que utilizamos para determinar el período en un péndulo simple que desarrolla un movimiento armónico simple.

La expresión a la que se hace alusión en este caso es     En ella podemos observar que T es el período del movimiento, 2π es una constante numérica que depende del sistema de unidades que se utiliza, “ l “ es la longitud de la cuerda del péndulo y  “ g “ es la aceleración de la gravedad en el lugar donde se realiza el movimiento.

Esta expresión se puede reescribir utilizando el símbolo “  que reconoceremos como símbolo de proporcionalidad, así ,   donde  “n” para esta ecuación es 0.5 y se lee como  T es proporcional a “l” elevada a un exponente “n”.

De la misma manera también se puede reescribir la ecuación como   o bien, de esta otra forma  La lectura de estas expresiones es como sigue.  T es proporcional a “g” elevada a un exponente “ –n ”  y  T es inversamente proporcional  “g “ elevada a un exponente “ n “ respectivamente.

Todas estas expresiones se pueden nuevamente escribir en términos de igualdad, cambiando el símbolo de proporcionalidad por uno de igualdad e introduciendo una constante de proporcionalidad.

Las expresiones anteriormente expuestas, son hipótesis correctas, puesto que esta teoría del movimiento armónico simple ha sido probada muchas veces por el proceso de experimentación y al científico le llevó mucho tiempo determinar de qué variables depende este fenómeno.

Ahora bien, si tu propósito es hacer una aplicación del método científico experimental, esta técnica puede ayudarte a elaborar la hipótesis correspondiente. Si el propósito es descubrir algo nuevo, que sea un aporte a la ciencia, tienes que proponer una hipótesis cuya relación de variables posiblemente te lleve mucho tiempo, realizar mucha experimentación en la que confirmes la validez de tu hipótesis y desde luego en el caso contrario, el de no ser confirmada, la hipótesis es falsa.

Ulises Zelaya

Mayo de 2017

 

Anuncios